domingo, 10 de septiembre de 2017

Exposición Dinosaurios XXL

Este fin de semana hemos repetido una excursión que ya hicimos hace 3 años cuando el peque tan solo tenía 2 años. 

Hemos vuelto a ver la exposición de Dinosaurios XXL, a pesar de que la primera vez no salimos muy contentos del todo para lo que era y el precio de la entrada (6€ por niño y 8 por adulto). La vez anterior había algunos dinosaurios que estaban algo estropeados pero como el peque era muy peque hemos querido darle otra oportunidad.






Esta vez había más dinosaurios para ver y más que se movían que la vez anterior. 

Al final del salón había una exposición de los hombres de las cavernas y los animales que habitaban en aquella época.




Este año también habían incluido unas mesas para que los niños hagan un poco de paleontologos y buscasen fósiles en la arena.



Para mi gusto el precio sigue siendo elevado para lo que es (a lo que hay que añadir 3€ más si quieres que tu hij@ se suba a un dinosaurio al estilo toro mecánico pero con movimientos suaves). En unos 40 minutos está todo más que visto (sin contar el tiempo de cola para que se hagan la foto en la boca del t-rex ni que suban al dinosaurio de pago, aconsejo que vayáis antes de las 5 de la tarde porque menudas colas se forman). Te puedes entretener con los más mayores a leer los carteles sobre las características de los dinosaurios y ver la película que proyectan en un rincón. Antes de salir hay venta de juguetes de dinosaurios y palomitas y dulces.
Una experiencia para llevar a los fans de los dinosaurios pero no para repetir por el precio que tiene, aunque entiendo que debe ser un coste elevado poder mantenerlos en buen estado (cosa que no pasó la vez anterior).
Para los interesados podéis consultar la gira de la exposición por Catalunya en su web: http://www.dinosaurios-expo.es/gira/

lunes, 21 de agosto de 2017

Los recuerdos de recién nacido

Todas las madres guardamos recuerdos de cuando nacieron nuestr@s hij@s. Guardamos el cordón umbilical, el chupete, la pulsera del hospital,...
Pero ¿qué hacemos con todo esto? Acaba muchas veces en una caja de recuerdos que se almacena en alguna parte de casa o de algún trastero. Y entonces ¿qué función tiene? Ninguna más que almacenar recuerdos.
Por eso hace uno o dos años decidí que si era algo importante como para querer guardarlo debería servir para algo más que almacenarlo y acordarte al cabo de los años que está en alguna parte. La solución que encontré fue hacer que fuese una parte de la decoración de casa para poder verlo.
Así que esos recuerdos más importantes ahora decoran la pared del estudio de casa. Para ello usé un marco de fotos con profundidad de ikea.


Decoré el fondo del marco con papel de scrap de color gris y estrellitas para que no fuese muy estridente. Le puse toques de color verde porqué nuestro estudio tiene pintada una pared negra y el resto verde y, por ese motivo, los cuadros son de color negro. Puse sus nombres y una de sus primeras fotos en el hospital con los datos de nacimiento.
Me hubiese gustado encontrar algún marco tipo de estos más grande para haber podido poner alguna cosa más como los zapatitos, que por eso los puse encima del marco, pero no encontré ninguno.

Ahora cada vez que entro en el estudio a trabajar tengo un recuerdo que no está almacenado en una caja de mi trastero (aunque esa caja siga existiendo con otras cosas como la primera bata de la escuela infantil).

miércoles, 16 de agosto de 2017

Tartas para futboleros


Mi hijo mayor y su mejor amigo se llevan 2 días. A los dos les gusta mucho el fútbol. De hecho hace 2 años ya le hice como regalo la tarta para su amigo de un campo de fútbol (que podéis ver aquí). Este año mi hijo ya hacía tiempo que me decía que quería que su tarta fuese del Barça así que decidí hacerle de tarta la camiseta del Barça con su nombre y el número de los años que cumplía.


Para darle la forma seguí este tutorial de como cortar y montar el bizcocho rectangular. Luego recubrí todo con fondant azul y le añadí las tiras rojas y los detalles amarillos.

Y, como siempre, me ofrecí para hacer de regalo a su mejor amigo la tarta del cumple y la temática también debía ser de fútbol. No podía regalarle a su amigo la misma tarta que a él que lo celebrábamos con la familia una semana más tarde así que, después de pensar mucho, decidí hacerle una tarta pelota de fútbol.


Horneé un bizcocho en un bol y lo rellené. Luego lo decoré con fondant. Para saber como hacer los hexágonos y pentágonos del balón seguí este tutorial para decorar una tarta con un balón de fútbol.

Y buscando las fotos para publicar me he encontrado con esta tarta de hace años, cuando me iniciaba en las tartas. Como se nota la falta de materiales y lo que se gana con la experiencia de ir haciendo tartas.

lunes, 14 de agosto de 2017

Letras de lija DIY

Mi peque va a empezar ya primero de primaria. Por ello el útlimo material DIY que hicimos fueron las letras de lija porque las letras ligadas es lo que más le está costando ya que aún no domina bastante su motricidad fina.
Las letras de lija Montessori ayudan a interiorizar a través de los sentidos el movimiento para la escritura de las letras ligadas. Con dos dedos se resigue la letra para interiorizar el movimiento a través del tacto. 

Luego puede trazar él la letra en su bandeja de arena de cuarzo para trazados, pero en nuestro caso es sémola de sopa.

Un atractivo que hemos añadido es hacerlo encima de la mesa de luz.



Para hacer estas letras de lija podemos imprimir las letras y calcarlas en lija y recortarlas. Pero yo no encontraba nunca el momento de hacerlo y me encontré por casualidad en facebook una chica (Oh! Mis Montessori) que vende las letras de lija autoadhesivas para enganchar directamente a las bases que diseñes.


Yo utilicé unos cartones duros que tenía de una entrega por fascículos que guardé hace años. En lugar de pintar los cartones lo que hice fue pegar papel Din-A4 de color. Azul para las vocales, rojo para las consonantes y verde para los dígrafos LL, CH, RR, GU, QU, NY, Ç,... (según si los quieres en catalán o en castellano).
El tamaño de letras de lija que compré yo son las pequeñas. La medida de la pequeña es que la letra F mide 9 cm de alto, que es la letra más grande que hay. Las bases de cartón las hice de 10'5 cm de alto por 7 de ancho. Los dígrafos los hice a la medida de cada uno.

La verdad es que durante este verano hemos practicado bien poco porque hemos estado disfrutando de las vacaciones sin pensar mucho en el cole. Ya nos pondremos en marcha el mes que viene. Ahora nos toca seguir disfrutando del menos de un mes que nos queda.

sábado, 12 de agosto de 2017

5 años de nuestros momentos blogeros.

Hace 5 años que empecé mi aventura blogera. Me acordaba del aniversario de mi blog de maestra que era en agosto y como comencé los dos blogs el mismo verano no recordaba que este blog lo empecé en junio, así que ya hace algún tiempo que ha pasado el 5º aniversario de nuestros momentos compartidos con tod@s vosotr@s. Pero aún así quiero traeros el obsequio que hago también a l@s seguidores de mi blog de maestra por si os interesa también para usarlo en casa, ya que se que hay familias que usan. Y el regalo es un calendario para los peques para ir siguiendo el paso del tiempo.

A pesar de que podemos usar nuestro calendario waldorf (aquí tenéis la entrada donde lo explicamos) no está de más tener un calendario donde ir anotando las cosas y viendo los elementos representativos de cada mes. Donde poder recordador los que ya han pasado y los que estan por venir a un simple golpe de vista pasando las páginas.
Lo podéis descargar todo el año en catalán o en castellano completamente gratis.

El mes de septiembre veis que también está el archivo separado porqué marqué en el calendario el inicio del colegio en el 12 de septiembre que es cuando lo hacemos en Cataluña y me dí cuenta después y se lo quité para aquellos que empiezan otro día. Al final del calendario hay una página para imprimir con los iconos para que podáis recortar y pegar en el día que os interese a vosotr@s.

Espero que os guste y gracias por estar aquí.
(Si os interesa en mi blog de educación les he dejado también de regalo una agenda gratis)

miércoles, 12 de julio de 2017

Calendario Waldorf DIY

Hoy por fin os traigo la entrada de como hemos ido haciendo nuestro calendario waldorf DIY con mucha calma.
Por si alguien no sabe que es un calendario Waldorf hago un breve resumen: es un calendario que consiste en marcar a partir de colores los días, las semanas y los meses para que los niños vayan aprendiendo el ritmo anual. Se ponen 12 triángulos de colores que representan los meses en las estaciones del año. Al rededor del soporte se colocan 31 piezas que representan los días de la semana cada uno de un color. Cuando se han colocado las 31 piezas significa que ha pasado un mes y damos la vuelta a otro triangulo de color y volvemos a empezar a colocar una pieza por día. (Si después de leer toda la explicación de como he hecho el mio no os queda claro podéis pasar por el blog "De mi casa al mundo" a informaros más, que está super bien explicado).
Estuve mirando mil opciones para hacer un calendario que no fuese excesivamente caro (ya que mis hijos ya tienen 5 y 8 años y ya van entendiendo bastante bien el paso de los días). Finalmente me decidí por hacer esta versión aprovechando un material que tenia en casa.

MATERIALES:
- Salvamantel de corcho (Ikea, vienen en pack de 3)
- Goma eva (yo utilicé blanca para escribir los números encima)
- Bandeja de madera de pulpo a la gallega
- Mini pinzas de colores o naturales y pintarlas (se necesitan 5 pinzas por 7 colores diferentes y algunas naturales sin pintar)
- Pintura roja, azul, verde y amarilla y pinceles y platos para mezclar


Empezamos comprando el salvamantel de corcho y buscando en los bazares una bandeja para pulpo donde nuestro corcho vaya a la perfección. Una vez encontrado nos disponemos a empezar.
Lo primero que hice fue cortar unas tiras de goma eva blanca que pegué con silicona alrededor de la bandeja de pulpo dejando un centímetro
y algo que sobresalga de la bandeja para tener base donde poder poner las pinzas de los días de la semana. Una vez seco vamos poniendo las 31 pinzas de manera que nos quepan todas distribuidas equitativamente. Una vez está equilibrado escribimos los números del 1 al 31 con permanente y ya podemos quitar las pinzas.


Luego me dispuse a cortar el corcho en 12 porciones iguales. Para ello calqué la circunferencia y con un transportador hice unas marcas cada 30 grados (360º entre 12 meses). Traspasé las marcas con lápiz al corcho y lo corté con cúter.


Ahora tocaba pintar. Mis hijos me ayudaron a pintar las pinzas. Cada uno pintaba 5 pinzas del mismo color (5 porque hay meses que tienen 5 semanas). Así pintamos Lunes- lila, Martes- rojo, Miércoles - amarillo, Jueves - naranja, Viernes - verde, Sábado - azul, Domingo - rosa. (Nos faltará poner un cartel o algo en el recipiente para acordarnos de que color es cada día).


Otro día me ayudaron a pintar los triángulos de corcho. Este es el resultado de los meses y sus colores tal y cómo lo he hecho yo.
Empezamos enero por el 1 hasta el diciembre en el 12

Para hacer los colores lo que hacemos es pintar primero los triángulos 1 (azul), 4 (verde), 7 (amarillo) y 10 (rojo). Para los siguientes lo que hacemos es mezclas de gama cromática.
Para el 2 es el color 1 más una gota del 4 y para el color 3 es al revés, el color 4 con una gota del color 1. Es decir que al azul le ponemos una gota de verde para tener el segundo triangulo y para el tercero cogemos el verde que es el que tiene al lado con una gota del azul que es el que tiene por el otro lado.
Lo mismo para el resto de colores. El 12 es azul con una gota de rojo y el 11 rojo con una gota de azul. El 9 es rojo con una gota de amarillo y el 8 amarillo con una gota de rojo. 
Y ahora viene la parte que más nos costó porque se parecían mucho los colores. El 6 es amarillo con un poco de verde y el 5 es verde con un poco de amarillo. En el calendario original veo que los colores están de otra manera (no caí en mirarlo antes de hacer el nuestro). En la versión original hay colores que son añadiendo blanco lo que hace que se note más la diferencia. Así sus verdes serian 3: verde, verde más azul y verde más blanco. Lo que hace es que tiene una gama de azules más grande con diferentes tonalidades jugando con claros y oscuros.



A mi personalmente me gusta más por eso nuestra versión cromática porque creo que se nota más el paso estacional. Azules invierno, verdes primavera, amarillo-naranja verano y rojo-marrón otoño. 

Y así es como ha quedado y usamos nuestro calendario waldorf (nos falta encontrar un recipiente bonito para poner las pinzas en el centro que ahora usamos una flanera de metal que tenía por casa).

Cada día por la mañana ponemos la pinza correspondiente. Nosotros tenemos todos los triángulos en la bandeja (porqué así no tengo que buscar donde tenerlos mientras) y los vamos girando boca arriba el primer día de cada mes. Con la pinza natural sin pintar marcamos los días de los eventos importantes de ese mes para poder saber los días que faltan.

Aquí por ejemplo estaba marcado el 23 de junio que empezaban las vacaciones del colegio.

En el bazar encontré una especie de chinchetas con un palo más largo y grueso de lo normal que acababa con una bandera. Las utilizo para marcar los eventos especiales en los meses.


Por ejemplo en el de diciembre le enganche a la bandera un árbol de navidad y en noviembre hay una bandera azul a la que le tengo que poner una imagen de una vela, un pastel o la foto de mi hijo porqué es su cumple. Así al empezar el año pondré todas las banderas marcando los eventos importantes del año y conforme vayan llegando los meses y pasando las iremos quitando (o se pueden dejar en el mes de aunque dándole la vuelta al triangulo para ver lo que ya hemos ido pasando).

Espero que haya quedado todo claro. Cualquier duda me podéis encontrar en facebook o en el email elsnostresmoments@gmail.com. Si alguien sabe como mejorar algo todos los comentarios son bien recibidos.

jueves, 6 de julio de 2017

Pintura sin manchar 2

Hace 5 años (¡ya!) que publiqué una entrada para pintar sin manchar usando canicas en una caja (puedes ver la actividad AQUÍ).
Hoy ordenando fotos me he encontrado con estas de hace 3 años que aún no había publicado (tengo muchas cosas atrasadas...). Es otra manera de pintar sin mancharnos las manos para lo que necesitaremos:
Pintura, papel, tijeras y un escurridor de ensalada.


Es tan sencillo como cortar un trozo de papel para ponerlo dentro de la ensaladera. Ponemos pintura, cerramos y hacemos girar la manivela.

Y este es el resultado.



No me acababa de convencer así que lo que hicimos fue mezclar la pintura con agua para hacerla más liquida y usamos cuentagotas para echar la pintura en el papel.


Esta vez el resultado era mejor.

Aquí podéis ver los diferentes resultados.


Las tiras rectangulares largas fueron una prueba que hicimos poniéndolas en el lateral en el escurridor y el envase para ver como quedaba la salpicadura de la pintura.