jueves, 15 de mayo de 2014

Baño con agua fluorescente!

Como ya estamos en primavera, pero con un temperatura que parece verano, podemos recuperar nuestros baños-juegos. En invierno hago alguno pero sencillo porque se enfría el agua muy rápido y no me gustan que cojan frío, sobretodo por Axel que es propenso a que todos sus mocos acaben en sus oídos.
Estos días que hemos tenido lluvias hemos aprovechado para hacer un baño que tenía pendiente en mi mente hace tiempo. Mientras veían la tele yo les llené la bañera de agua caliente y con una pintura especial. Cuando lo tuve preparado les llamé para bañarse y les dije que íbamos a jugar como si la bañera fuese una piscina y había que ponerse el bañador. Cuando entraron en el baño Axel estaba contento porque el agua era de un tono verde clarito y le encanta bañarse con agua de colores y cogió su inyección para disparar agua a las paredes.



Pero llegó el momento de la sorpresa! Apagamos la luz del lavabo y enciendo un fluorescente de luz negra y....





Agua fluorescente!!







Al baño le añadí pintura fluorescente que venden en abacus. Es la misma que usamos para la entrada de Pintando a Oscuras. Esta pintura no solo es que es fluorescente sino que es pintura que brilla en la oscuridad (o sea que cuando lleva un rato cargándose con una luz brilla con luz apagada). Apagamos la luz negra y podíamos ver como el agua seguía brillando más tenuemente que antes pero brillando con el baño completamente a oscuras!

Ellos disfrutaron mucho! Yo no tanto porque había pintura que no se había diluido bien y sus cuerpos se llenaban de pintura y les avisaba que vigilasen en que no les entrase agua en la boca ni en los ojos que tenía pintura. En teoría es pintura escolar y no debe pasar nada pero yo no acababa de sentirme cómoda. No se si probar un día la gran marranada y hacer el agua fluorescente añadiendo al agua tónica... Lo que si tengo claro es que algún baño con luz negra haremos otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario