lunes, 4 de agosto de 2014

Bizcocho con ingrediente poco usual

En mayo fue mi cumpleaños. Ha pasado mucho tiempo y no me había acordado de publicarlo pero es que todo tiene un por que. Dio la casualidad que me pasé de la fecha prevista de parto dos semanas, así que a la semana 42 de embarazo decidieron provocarme el parto porque mi hijo Axel no tenía ninguna intención de salir. Pero ni por esas hubo manera por lo que tuvieron que acabar haciéndome una cesárea después de 24h en el hospital. Finalmente mi hijo Axel en lugar de nacer el 29 de abril, como estaba previsto, nació el 12 de mayo, coincidiendo así con mi cumpleaños. Por lo que el día de mi cumpleaños lo pasé en una sala de partos y de regalo tuve una cesárea para conocer a mi primer hijo. Desde entonces el 12 de mayo ha dejado de ser mi cumpleaños para ser el cumpleaños de mi hijo. Pero de vez en cuando me acuerdo que también es el mío y entre los preparativos de la fiesta de cumpleaños de mi hijo saco tiempo para hacer algún bizcochillo para llevar a mi trabajo para invitar a desayunar a mis compañer@s.
Este año quise probar un bizcocho con un ingrediente raro que sabía que mi marido no pensaría probar y que en el trabajo no me sobraría para llevarme a casa si salía bueno.

Llevé el bizcocho y apunté en la pizarra de la sala de profes que tenía un ingrediente poco usual pero que eran mis conejillos de indias a ver que tal salía ya que yo no lo había probado nunca. Como a mi ese día me tocaba vigilar el patio venían a preguntarme qué tenía y a decirme que estaba bueno.

Y os estaréis preguntando ¿pero se puede saber que llevaba tan raro?! Pues el bizcocho era...




INGREDIENTES:
300gr de calabacín rallado
75gr de cacao en polvo
270gr de harina de repostería 
3 huevos
200gr de azúcar 
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato 
130gr de aceite de girasol
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal

ELABORACIÓN 
En un bol se mezclan la harina, el cacao, la sal, la levadura y el bicarbonato. En otro bol se mezclan los huevos con el azúcar, el aceite, la vainilla y el calabacín. A continuación se añade el bol de la primera mezcla (el de la harina) a la mezcla del bol de huevos. 
Vérter en un molde y hornear durante unos 45 minutos a 180.

No hay comentarios:

Publicar un comentario