martes, 28 de octubre de 2014

Plastilina y algo más

A los niños les encanta jugar con plastilina. Es un juego que les ayuda mucho a trabajar la motricidad fina de sus dedos para más adelante poder coger el lápiz. Mejoran la pinza de los dedos pellizcando la plastilina, la fuerza de la presión de las manos para poder hacer churros. Pero también nos ayudan a adquirir conceptos matemáticos como largo, corto, grueso, fino,... haciendo comparaciones y trabajando también así vocabulario y expresión oral. Es un juego muy enriquecedor pero puede llegar el momento en que sea muy monótono. Por eso a veces para volver a darle un punto atractivo se necesitan complementar con cosas. Aquí podéis ver lo que hicimos para pascua.
En esta ocasión al juego con la plastilina añadimos palillos. Tan solo plastilina y palillos y mis hijos solos crearon estas maravillas.
Un pastel de cumpleaños con velas hecho por Nil (2 años)

Forcas de diablos que hizo Axel (5 años)

Esto también lo hizo Axel pero ya no recuerdo que eran, porque recuerdo que yo pensaba que era algo y él decepcionado me dijo que era algo totalmente diferente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario