domingo, 24 de junio de 2012

Experimentación con hielo 1

Ya ha llegado el verano y se ha acabado el cole. Se nos van a hacer los días eternos, desde las 7:30 de la mañana hasta las 12 que es la hora de comer hay casi 5 horas eternas para un niño de 3 años. Por ese motivo voy a ir haciendo actividades diferentes a lo cotidiano para intentar entretener a Axel el mayor tiempo posible. 
Hoy me ha pillado de improvisto porque han decidido los dos levantarse a las 7 de la mañana por lo que a las 9 ya habíamos desayunado y visto dos o tres capítulos de la Dora la exploradora. ¿Y ahora que? Axel me ha pedido ir a pintar al balcón con pintura pero al cuarto dibujo ya estaba aburrido porque es la actividad que más hace desde que tenía un año. Así que he decidido empezar con una de las actividades que tenía pensadas para las vacaciones del cole (y yo que pretendia planchar por la mañana!). He inflado la minipiscina de Nil y la quería llenar de agua caliente pero... Oh no! Se ha estropeado la caldera y no tenemos agua caliente (por lo que esta tarde de playa nada porque a ver quien es el guapito que se ducha con agua fría por mucha calor que haga, YO NO!). En lugar de llenar la piscina he llenado un bol de agua del grifo y le he dado otro bol con los cubitos de hielo que tenia en el congelador. Este ha sido el problema de ser una actividad espontánea, solo había 12 cubitos y nos han durado como mucho 10 minutos. La idea es tener bastantes cubitos preparados y si pueden ser grandes mejor porque tardan más en derretirse. 
Y listos, mis dos peques a explorar el mundo físico de la congelación y la descongelación. Axel no acababa de entender por qué desaparecían los cubitos, decía "falta un". Nil al principio tenía más afán por meterse el bol en la boca (a ver cuando salen los dichosos dientes que llevamos 3 meses así!) pero al final ha acabado con la mano dentro del agua sin hacer nada mas que explorar la temperatura (para él era muy complicado poder coger un cubito de hielo del barreño de agua).






Axel al final ha querido meterse en la minipiscina con ropa y todo para poder jugar tranquilamente a echar el agua de un barreño a otro. Lástima que el juego a tenido que acabar por no tener más cubitos y por la llamada de la lavadora para tender la ropa en nuestra zona de juego. 



Ahora que ya ha explorado el juego de cubitos de hielo en el agua iremos añadiendo en los próximos juegos con hielo ingredientes sorpresa para que la experimentación sea diferente y que dure más rato. Así que a partir de hoy me toca empezar a congelar agua en tazas!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario